¿Pueden ser las aplicaciones para móvil tu negocio?

Publicado por:

la-magia-intencionSi las apps pueden ser tu negocio es algo que solo puedes saber tú.

Si tienes la intención clara de vender tus propias apps a través de la “Apple Store” y disfrutar en el camino, muy probablemente, las apps serán tu negocio.

Si por el contrario, te parece una nueva “idea” sobre la que saltar por qué quieres hacer algo nuevo, pero no sabes qué. Probablemente las apps no sean tu negocio.

Cuando sabes que tu intención es llevar tu idea, tu valor, tu aportación al mundo, a través de aplicaciones para el móvil, las cosas son muy claras y sencillas. En realidad, casi todo lo que deseas hacer, se puede llevar a cabo a través de aplicaciones móviles. Y además es la forma más eficiente y elegante de hacerlo (elegante porque se puede llegar a mucha gente con mucho menos esfuerzo).

Cuando sabes lo que de verdad quieres hacer, ya no te boicoteas. Cuando trabajas, no ocupas el tiempo, trabajas de forma enfocada y productiva. De pronto, sabes las acciones que tienes que tomar y por qué. Sabes los pasos que tienes que seguir para llegar donde te has marcado porque sabes que es posible, porque dentro de ti has visto que en un universo paralelo era posible para ti. Sabes que ya no más vas a ser la sombra de lo que puedes ser, sino que te has marcado un  objetivo que va a sacar de ti todo tu potencial para conseguir tu objetivo.

En realidad, lo importante no es conseguir el objetivo que te has marcado, sino en quién te conviertes para haberlo conseguido.

Por favor, no te olvides que tienes que tienes que tener claro cuál es tu objetivo y así vivir la vida que tú has elegido. Si no tienes claro qué deseas, qué quieres para ti… Ten por seguro que estás viviendo la vida que otros han elegido para ti.

Yo quiero (dilo)… Yo quiero….(dilo)

Esta mal visto decir “Yo quiero” porque de pequeños, si no pedíamos éramos considerados buenos chicos. Pero eso no vale aquí y ahora. Define para ti lo que deseas conseguir sin importar a quién vas a defraudar por el camino. Lo peor es defraudarse así mismo y ni siquiera haber intentado lo que te mereces conseguir para ti y los demás.

Date permiso para ser lo mejor de ti, con o sin apps, tienes el permiso.

Compárte este post si te ha servido 😉

0

Deja un comentario